Sindicato de la Policia Foral de Navarra

Sindicato de la Policia Foral de Navarra

Nota de prensa: Euskera en Policía Foral

Nota de prensa remitida remitida el 21 de abril de 2016

 

El Sindicato de Policía Foral (CSI-F/SPF), se opone a la propuesta de modificación del acceso a plazas de concurso específico en Policía Foral, que pretende aprobar la Dirección General de Interior del Gobierno de Navarra

 

CSIF/SPF denuncia la errónea aplicación del DF 55/2009 que regula el tratamiento del conocimiento del vascuence en la plantilla orgánica de la Administración de la Comunidad Foral de Navarra y ha alertado sobre ello al resto de sindicatos presentes en la Comisión de Personal del Cuerpo Autonómico.

 

En última mesa sectorial e incluso posteriormente en artículo de opinión el pasado 22 de marzo, CSI-F ya puso de manifiesto este asunto, cuando todavía no había concluido el plazo de alegaciones de los sindicatos al borrador de modificación del Decreto foral 57/2002, pero el guante no ha sido recogido por ningún otro sindicato y en las negociaciones es únicamente el Sindicato de Policía Foral el que ha venido defendiendo la fragante irregularidad a nuestro entender.

 

No obstante, la sorpresa con la que se ha encontrado el sindicato ha sido la consulta de algunos policías forales afiliados a otros sindicatos sobre este asunto y su postura en la que se muestran favorables a la tesis defendida por CSI-F/SPF y en desacuerdo con la postura de su sindicato. Pero en cualquier caso y en esa línea, CSI-F/SPF remarca que lo que más le extraña es el inmovilismo del resto de sindicatos, sobre todo la de APF, ya posicionado y allanándose todos ellos a lo defendido por la Consejería de Interior y en perjuicio de la mayoría de policías forales y de la propia organización.

 

En la última reunión mantenida el pasado martes 12 de abril, CSIF/SPF volvió a exponer al detalle las razones al resto de sindicatos y abundando sobre ello les ha remitido la información escrita, que es la siguiente: la Ley de Policías, establece tres parámetros a considerar: mérito, antigüedad y capacidad. Por otra parte el Decreto Foral establece la valoración, sobre “el resto de méritos” de un 3% en zona mixta y un 6% en zona vascófona, que “podrán” incrementarse al 6% y 10% respectivamente en el caso de Policía Foral y otros.

 

El sindicato ni siquiera discute que se apliquen los máximos (6% y 10%), lo que alega es que se están tomando dentro de “resto de méritos”, la antigüedad y las pruebas de capacidad, que están claramente diferenciadas en la ley, tomando el porcentaje sobre la totalidad de la puntuación y no únicamente sobre el resto de méritos, tal y como dice la normativa. La diferencia de valoración es muy notable ya que en lugar de ser una cantidad en torno a 2 puntos (similar al conocimiento de otros idiomas comunitarios) sitúa al euskera en un máximo en 11,10 puntos, desproporcionado a todas luces, situando la valoración por encima de tener dos licenciaturas (7,5 puntos máximo por titulaciones) o de tener 14 años de antigüedad (10,5 puntos), o haber hecho todos los cursos posibles, sean de policía científica, motocicleta, caninos, intervenciones especiales… (Limitado a 10 puntos, con 1000 horas de formación).

 

Evidentemente el caso al que nos estamos refiriendo es el de la valoración de méritos, puesto que

los puestos de trabajo en los que es realmente necesario el conocimiento de un idioma o cualquier otro factor determinante, éste se establece como requisito.

 

Esto implica que el uso de los méritos en el caso de los idiomas es residual. No es lo mismo atender a un extranjero en vascuence o inglés para indicarle simplemente una dirección, que intervenir en un conflicto. Cuando se interviene en un conflicto, todos los policías que realizan la actuación deben conocer del asunto, por lo que el idioma usado no es una cuestión ni de educación, ni de gusto, sino de eficacia policial y si todos entienden perfectamente vascuence o francés podrán usarlo, es cuestión de sentido común.

 

Al mismo tiempo que CSIF/SPF considera desproporcionada y no ajustada a derecho la valoración que se pretende dar al vascuence, reclama que los policías forales tengan los mismos derechos que el resto de funcionarios y puedan realizar cursos de vascuence sin que se les limite alegando “necesidades del servicio”, porque eso no se hace con ningún otro funcionario, lo que supone a todas luces una discriminación, y ello defendiendo el lugar que le corresponde al vascuence como lengua propia en Navarra conforme a la zonificación establecida, lo que no es incompatible con evitar la imposición que pretende el actual gobierno.