Sindicato de la Policia Foral de Navarra

Sindicato de la Policia Foral de Navarra

UNA DE CAL SOBRE OTRA DE CAL

Artículo de opinión publicado el 22 de marzo de 2016

 

UNA DE CAL SOBRE OTRA DE CAL

Llueve sobre mojado para los funcionarios Navarros. El propósito de este gobierno de la Comunidad Foral, parece no ser otro que adoctrinar a la ciudadanía Navarra y transformar una sociedad plural y diversa como la actual en lo que no es, en una homogénea “raza vasca”, “vasco-parlante” y “votante de un proyecto discriminatorio y disgregador de los navarros y navarras no euskaldunes”.

 

El punto más débil de este proceso vuelven a ser los sufridos empleados públicos de la administración foral o aquellos que aspiren a serlo, quienes no tienen margen de negociación ante la apisonadora del cuatripartito.

 

En su momento, voces de los que ahora son partidos de gobierno, acusaban y ponían el punto de mira en el PAI (Programa de Aprendizaje en Inglés), argumentando que se pretendía desbancar al modelo D, a favor de un modelo bilingüe en inglés… Ahora vemos con estupor que si no fuera por que la demanda de la sociedad actual fuera tan elevada y al gran apoyo de cientos de ciudadanos afectados, probablemente el PAI sería ahora un despojo en un muladar.

 

Pero  lo llamativo es el cambio drástico que provoca ser ahora el que manda y decide. Donde antes el PAI iba a desbancar al modelo D, resulta que ahora no le va a afectar en absoluto y por eso pretenden asegurar los puestos de trabajo a los profesores con perfil euskaldun, sacando una OPE discriminatoria y favorecedora de sus seguidores, aduciendo que el PAI sólo tomará seguidores del resto de modelos.

 

Algunas fuerzas sociales parece que sólo buscan enfrentar a toda costa a la sociedad navarra. Para ello no dudan en utilizar cualquier medio, siendo uno de ellos aunque no el único, la división por el idioma. Desde CSI-F venimos denunciando situaciones tan discriminatorias como en la pretendida OPE en la que los docentes que conozcan el idioma euskaldun se puedan presentar tanto a las de perfil lingüístico en euskera como a las de castellano, al realizar el proceso selectivo en fechas diferentes para que se puedan presentar a ambas, facilidad que no dan a los docentes castellano parlantes que aun conociendo otro idioma comunitario, éste no sea el euskaldun.

Pero nuevamente nos encontramos con otra vuelta de tuerca más, esta vez en la Policía Foral, que con razonamientos contradictorios y contrarios a la normativa y que este gobierno aduce para euskerizar todo lo que esté en su mano, aplica con otro rasero en este colectivo. Por una parte, mientras que el resto de funcionarios pueden acudir en sus horas laborales a cursos intensivos de euskera, a los policías autonómicos se les limita aduciendo necesidades del servicio. ¿Qué pasa, que los forales actuales no son de su gusto? ¿Que es mejor que entren nuevos con otro perfil? ¿Que asciendan y se promocionen sus afines?

 

Por otro lado, y más recientemente los sindicatos con representación en la Comisión de Personal de la Policía Foral, hemos recibido un proyecto de modificación del art. 19 del Decreto Foral que regula el concurso específico como modalidad de acceso interno a determinados puestos de trabajo, donde el Gobierno se empeña en valorar el conocimiento del vascuence hasta 11,10 puntos, frente a los 2 puntos por inglés, francés o alemán y frente a los 2 puntos que otorgan a una licenciatura, y ello además frente a la opinión contraria de una importante mayoría social, dentro de la cual este sindicato ya ha alegado formalmente en contra de la pretendida modificación del reglamento mencionado, sin que se vea interés alguno en corregir esta desproporción injustificada por parte del Departamento que dirige la Sra. Beaumont.

 

Esto podría entenderse si no fuera porque este tema, ya está regulado en el DF 55/2009 estableciendo un máximo para el vascuence de 2,6, puntos. ¡Veremos cómo también será objeto de modificación… si no al tiempo!

 

Y la reflexión que todos debemos hacernos es ¿Quién sale de verdad beneficiado con todo esto, y… quienes los perjudicados? ¿La sociedad navarra en su conjunto demanda todo este movimiento? Entendemos que no.

 

Este pequeño alegato en ningún caso pretende atacar a la cultura vasca, pues creemos firmemente que puede coexistir perfectamente con el resto, pero lo que no podemos aceptar es una exclusión de los ciudadanos Navarros y Navarras no vascoparlantes, que tienen los mismos derechos que los demás a disponer de una enseñanza pública que les proporcione una educación a sus hijos, acorde a sus demandas y una función pública, que garantice el acceso a la misma, de todos los ciudadanos españoles en igualdad de condiciones y bajo los principios recogidos en la Constitución y las Leyes.